Vistas a la página totales

2 de diciembre de 2007

Actitudes en Educación

MODALIDAD CIBER – TALLER

Actitud es una acción razonada, es la evaluación favorable o desfavorable de los resultados de la conducta en cuanto afectan al propio sujeto. Estaría originada en la creencia conductual, es decir, en la evaluación afectiva. Las actitudes se evalúan o diagnostican mediante autoinformes, observaciones, reacciones del individuo, el rendimiento en tareas objetivas, etc. Las actitudes se forman a partir de la interacción del sujeto con su ambiente, el socio-cultural, el familiar y el escolar. Luego de haber conocido el concepto de actitud, se puede decir que las actitudes cumplen también una función cognitiva, ya que sirven como instrumento para comprender nuestro entorno, para hacernos una imagen del mundo que nos rodea categorizando la realidad. En la medida que conocemos las actitudes de los demás, podemos en cierto modo, conocer sus conductas. También cumplen una función adaptativa y de ajuste social, ya que tendemos a desarrollar actitudes positivas hacia determinadas conductas si éstas se encuentran en aprobación social. Otra función que cumplen, es la expresivo-defensiva protegiendo a la persona contra el reconocimiento de las verdades no deseables para el propio individuo, y expresión de un valor que el sujeto aprecia de gran manera y en relación al cual siente la necesidad de exhibir claramente su posición. En educación, hay ciertas actitudes básicas que es necesario formar en el proceso educativo como núcleos centrales de tal proceso: espíritu crítico, tolerancia, compañerismo, conservación de la naturaleza, innovación, integración de minorías, Etc. Estas son algunas de las actitudes que preocupan más a los organismos internacionales que tratan de la educación. Se habla de que sería preciso que el equipo de educadores seleccione ciertas actitudes que convendría atender en el proceso educativo. Es momento de prestar mayor atención a las conductas y a las actitudes cotidianas, ya que éstas influyen de gran forma en los educandos, alumnos, hijos, etc. En este caso, se debe tomar conciencia de la influencia de la manera de actuar, de interactuar, de vestir, de mirar, de hablar, de moverse, de gesticular, y demás, y saber qué es lo que se quiere para nuestros niños, alumnos, hijos. La propuesta es realizar un programa de formación o cambio actitudinal, para alcanzar actitudes deseables o para cambiar una situación actitudinal que se considera insatisfactoria. Para eso sería necesario primero, realizar un análisis de la situación inicial, determinar los objetivos, programar / ejecutar acciones y por último hacer una evaluación para apreciar los resultados. Este proceso, bien planificado / implementado / evaluado, produciría un cambio actitudinal favorable en la conducta de las personas enfocadas. Hasta tanto, urge que los agentes educativos presten atención a todas las conductas que realizan porque influyen favorable o desfavorablemente en los educandos y que tengan siempre presente que el ejemplo sigue siendo la primera arma de influencia para educar.

Esbozos para la comprensión de las Actitudes en educación, sobre un texto de Juan Escames Sánchez en “Filosofía de la Educación Hoy” (1991). Dykinson. Madrid.


De Ángeles Cornejo Leoni para ZULMAARAMAYOENCOMUNICACIONEDUCATIVA.

3 comentarios:

Andrés Warschauer dijo...

Muy bueno tu blog, muy completo.
Saludos cordiales.
Andrés Warschauer

Pía Rocha dijo...

Muy interesante el articulo y resulta inevitable relacionarlo con la publicidad vista en clase, donde se ve que los hijos copian los que sus padres hacen, convirtiéndose en un reflejo de ellos.

Creo que es muy importante, que desde las escuelas y los diferentes sistemas educativos se comience a tener en cuenta las actitudes de los educadores ya que se aprende de lo que se ve. Asu vez se debe enseñar e inculcar actitudes positivas a los educando; sobre todo aquellas que estén referidas a la inclusión y la aceptación de las minorías o los que son diferentes, para que de, alguna manera, colaboren en la toma de conciencia y la solución de problemas que cada vez son mas frecuentes como es el caso del bullying.

Pía Rocha dijo...

Muy interesante el articulo y resulta inevitable relacionarlo con la publicidad vista en clase, donde se ve que los hijos copian los que sus padres hacen, convirtiéndose en un reflejo de ellos.

Creo que es muy importante, que desde las escuelas y los diferentes sistemas educativos se comience a tener en cuenta las actitudes de los educadores ya que se aprende de lo que se ve. Asu vez se debe enseñar e inculcar actitudes positivas a los educando; sobre todo aquellas que estén referidas a la inclusión y la aceptación de las minorías o los que son diferentes, para que de, alguna manera, colaboren en la toma de conciencia y la solución de problemas que cada vez son mas frecuentes como es el caso del bullying.